Dicciovino

En esta nueva entrada, la primera de otras tantas relacionadas con los términos del campo semántico del ovino, veremos el origen etimológico* de su vocablo principal: ‘oveja’ y la **taxonomía o clasificación dentro del reino animal de esta especie.

*ETIMOLOGÍA. Es la disciplina filológica que estudia el origen de las palabras y la evolución de su forma y significado.

**TAXONOMÍA: Ciencia que trata de los principios, métodos y fines de la clasificación, generalmente científica dentro de la biología, para la ordenación jerarquizada y sistemática de los grupos de animales y de vegetales.

El nombre científico del sustantivo ‘oveja’ es:

*CURIOSIDAD. Del término aries, referido al carnero deriva la palabra ariete, que era una antigua máquina militar que se utilizaba para derribar cualquier tipo de obstáculo: murallas, puertas… Estaba compuesto por un tronco de madera largo y pesado, en cuyo  extremo se situaba una pieza de hierro, normalmente con forma de cabeza de carnero.

 

Centrándonos en el origen y significado de los términos del campo semántico del ovino, empezaremos con el de su nombre común, ‘oveja’.

Proviene del latín, más concretamente del vocablo: OVICŬLA.

Ovicŭla, es el diminutivo de ovis que deriva a su vez del protoitálico owi- y éste del indoeuropeo *heu-i- (menos probable también *houi-/*heui-).

Por lo tanto, la traducción exacta de ovicŭla no sería “oveja”, sino “ovejita”.

Al proceder esta denominación de un término indoeuropeo, un idioma originario de Asia, que se extendió desde la India hasta la Península Ibérica a finales del Neolítico, la raíz ovis es común a muchas de las lenguas que surgieron en torno a su área de expansión. Sirvan como ejemplo los siguientes términos para nombrar a este animal en diferentes idiomas de la antigüedad:

Por otra parte,  el término ‘oveja’, en principio, sirvió para denominar tanto a los machos como a las hembras de esta especie animal, pero poco a poco se fue aplicando únicamente a las hembras que, al ser las mayoritarias en los rebaños, dieron al conjunto de estos animales el término  ovino.

Ovis es un género de mamíferos de la familia de los *bóvidos.

*Los bóvidos son una familia de mamíferos artiodáctilos, es decir, cuyas extremidades terminan en un número par de dedos, de los cuales apoyan en el suelo por lo menos dos. Además, pertenece al orden de los mamíferos ungulados (que se apoyan y caminan con el extremo de los dedos). Dentro del mismo se incluyen los toros, los antílopes, las ovejas y las cabras, entre otros.

Todos ellos además, son herbívoros.

En la familia de los bóvidos, tanto las hembras como los machos tienen cuernos huecos.

Dentro de esta clasificación se incluyen los toros, los antílopes, las ovejas y las cabras, entre otros.

Ya centrándonos en el género ovis, señalaremos que a él se inscriben cinco especies y numerosas subespecies. Nos interesa especialmente una de ellas: la Ovis orientalis, dentro de la cual se incluye la subespecie ovis orientalis Aries que, como ya hemos señalado, sería el ancestro de nuestra actual oveja.

Fruto del proceso de adaptación de este animal se dieron una serie de transformaciones que favorecieron la supervivencia y la domesticación de esta especie por parte del ser humano. En la actualidad, contadas son las ovejas salvajes, que se encuentran exclusivamente en islas donde no se ha asentado el hombre.

Pero en torno al mundo ganadero ovino se ha desarrollado un campo semántico muy amplio del que veremos algunos ejemplos en las próximas entradas a nuestro blog, relacionados con el animal en sí, así como con aquellos relativos a sus productos derivados o a las labores relacionadas concretamente con esta parcela del mundo ganadero…

 

¿Quieres conocer el significado o el origen de algún término en concreto relacionado con el mundo ganadero ovino?

¡Escríbenos! ¡Nosotros lo investigamos por ti!

 

Puedes hacernos llegar tu petición a través de los siguientes medios:

 

¡Colabora con nosotros con tus propias investigaciones! Háznoslas llegar y… ¡Nosotros te las publicamos en todos nuestros medios!